Arzobispables en Venezuela, presente y futuro

Con motivo de las 500 visitas en este espacio de reflexión sobre el acontecer eclesial, presento un pequeño análisis sobre los posibles nombres del episcopado venezolano que entrarían en consulta, para las sedes metropolitanas que en un futuro cercano estarían vacantes.

Obispos en la plaza de San Pedro

Como lo comenté en una entrada anterior sobre “La lista urgente del nuncio Giordano”  para el inicio del año 2015 deberían nombrarse dos arzobispos en Venezuela: uno para Cumaná y otro para Coro, debido a que esos ordinarios excederían el límite de edad canónico que es de 75 años.

En Venezuela durante los últimos treinta años los candidatos para las sedes metropolitanos han tenido un rango de edad entre los 55 y los 65 años aproximadamente, el único caso en el que se superó esta cifra fue con el Card. Ignacio Velazco en el año 1995 cuando fue designado arzobispo de Caracas con 66 años.

De allí que cabría la posibilidad de proponer algunos nombres que entrarían en el rango de edad, siguiendo el criterio de la norma no escrita de los últimos años,  para un análisis objetivo de los próximos cambios en el episcopado venezolano:

Entre los arzobispos que podrían ser trasladados a otras sedes metropolitanas: Manuel Felipe Díaz Sánchez, Arzobispo de Calabozo (59 años); Ulises Gutiérrez, Arzobispo de Ciudad Bolívar  (63 años);  y Reinaldo del Prette, Arzobispo de Valencia (62 años), estos se podrían considerar candidatos en caso de que el papa no desee designar nuevos arzobispos, en ese momento, sino reubicar a los ya existentes.

En otro segundo escenarios se encontrarían los obispos que se ajustan al rango de edad propuesto, aunque solo para esta primera fase de arquidiócesis vacantes en el 2015, entre ellos se encuentran: Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal (65 años); y Ramón José Aponte, Obispo de Valle de la Pascua (65 años).

En orden cronológico también deben incluirse: Fredy Fuenmayor, Obispo de los Teques (64 años); Jesús Alfonso Guerrero, Obispo de Machiques (63 años); Enrique Pérez, Obispo de Maturín (63 años); William Delgado, Obispo de Cabimas (63 años); Cástor Oswaldo Azuaje, Obispo de Trujillo (62 años); José Anibal Quintero, Obispo de Margarita (57 años);  José Luis Azuaje, Obispo de Barinas (56 años);  y Jaime Villaroel, Obispo de Carúpano (52 años).

No se han incluido en la lista los auxiliares y algunos obispos recién nombrados o fuera del país en otras funciones, sin embargo, en tiempos de Bergoglio también se valen las sorpresas.

La próxima arquidiócesis en quedar vacante para el 2016 sería Maracaibo, pero como lo mencioné en otro comentario publicado en este blog, la designación de dicha sede, dependerá de los nombres propuestos para Coro y Cumaná, no sería tampoco de extrañar que retrasando los nombramientos urgentes se perfile el 2016, como el año de los tres nombramientos arzobispales.

Datos para el momento de la publicación del post: Catholic Hierarchy

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s