Antesala a los cambios

No es novedad que un nuevo pontífice vaya configurando la estructura de la curia romana en los puestos claves, según las exigencias que considere conveniente, sin embargo en el caso del papa Francisco dichos cambios no son sólo de re-acomodo para el gobierno de la Iglesia sino que responden a las las propuestas más repetidas en el cónclave de 2013.

Posterior a la renuncia de Bendicto XVI en medio de turbulencias internas y el tan mencionado caso Vatileaks, todos los cardenales coincidían con la necesidad de un cambio. Los 115 cardenales en un cónclave sumamente breve, eligen a Bergoglio, el cual recibe la difícil tarea de implementar el deseo de los cardenales en reformar la curia y evitar los escándalos que consumieron buena parte de las preocupaciones de Ratzinger.

Bajó esa premisa los cambios, resultan aún más significativos pues como lo han denominados varios portales en internet, se trata de la reforma de curia que se construye con la salida de varios nombres cercanos al entorno Ratzinger.

Y como muestra es el emblemático cardenal Mauro Piacenza que de estar como prefecto de la Congregación para el Clero, y batalló en el año sacerdotal con las dolorosas denuncias de pedofilia por miembros de algunos cleros, fuera traslado a la penitenciaria apostólica.

Cardenal Burke – Fuente Caius Santa Chiesa Blog

En esta oportunidad todos se hacen eco del inminente cambio del estadounidense cardenal Raymond Leo Burke desde la Signatura Apostólica hasta la honorífica, pero sin mecanismos directos de gobierno eclesial, Orden Militar de Malta. Al parecer el tradicional Burke comentó que la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium es más un programa metodológico pastoral que un documento magisterial, por lo que cabría la posibilidad de las interpretaciones.

Para suceder a Burke algunos comentarios apuntan al inseparable compañero ratzingeriano George Gänswein, quien funge como Prefecto de la Casa Pontificia desde unos meses antes de la renuncia de Benedicto XVI.

Sin embargo, aún  no se sabe nada sobre el sucesor de Cañizalez en la a Congregación para el Culto Divino, y la fecha del 4 de octubre, en la que tomará posesión el mencionado purpurado a la sede de Valencia, permite afirmar la prontitud de uno de los nombramientos más determinantes en la era de Bergoglio.

Todo esto en medio de la polémica por uno de los temas más complejos del sínodo de la familia entre los alemanes Kasper y Müller; en donde se abre la interpretación teológica de la misericordia en función de los divorciados vueltos a casar.

El cierre del año 2014 promete cambios, los cuales serán la ante sala de la tan esperada reforma de la curia, que ya cuenta con un borrador de trabajo realizado por el G9.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s