Pablo VI, el papa del aggiornamento

Papa Pablo VI - Fuente: ReligiónenLibertad.Com

El pasado 19 de octubre de 2014 finalizó la primera fase del sínodo de los obispos sobre la familia, la polémica sobre las uniones del mismo sexo y la comunión a los divorciados vueltos a casar siguen estando en boca de muchos, sin embargo, uno de los aspectos más significativo de la celebración han pasado desapercibidos por la prensa, como fue la beatificación del papa Pablo VI.

 

En números y cifras el pontificado de Giovanni Battista Montini,  fue primero en muchas cosas; motor de la reforma litúrgica y del Vaticano II, configuró el nuevo rito y con el ejemplo enseñó la sobriedad en los mismos, destacando lo esencial en el misterio pascual. En este sentido, fue el primero en trasladar la celebración de la misa de gallo en Navidad desde la Capilla Sixtina con el cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede a la Basilica de San Pedro abierta a todos los fieles.
Inauguró las jornadas de las comunicaciones sociales en 1967 y de oración por la paz 1968 y las asambleas generales del episcopado latinoamericano y del Caribe, convirtiéndose en el primer pontífice en la historia en viajar América para reunirse con todos los obispos de la región (Colombia 1968). Es importante resaltar también su peregrinaje a Tierra a Santa en Enero de 1964 y el sentido saludo a Atenágoras I.
Pablo VI, el papa de la reforma de la curia en 1968, adaptándola al concilio Vaticano II y a la visión que traía después de un largo servicio en la Secretaria de Estado, de allí su contribución a buena parte de la organización curial que conocemos hoy en día.
Montini, el papa que se hizo cercano con gestos concretos y auténticos, como el dejar de utilizar la tiara papal, desligando el pontificado a cualquier protocolo monárquico, y simplificando muchos de los actos hoy que nos parecen habituales.
Un papa de una altísima sensibilidad social y de un profundo compromiso por los asuntos públicos y políticos, aunque no partidista, como lo demuestra su cercana amistad con el presidente italiano Aldo Moro y toda la renovación política de los cristianos católicos  en ese campo.
El papa que instituyó el sínodo de los obispos en 1965 como órgano de discusión colegial para las decisiones pastorales en las iglesias particulares, en síntesis un hombre de fe, con una gran espiritualidad y un profeta en su tiempo que condujo la barca de Pedro en la tumultuosa tempestad post conciliar, en la que los problemas y desencuentros no faltaron.
Rixio G Portillo
@Rixiogpr
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s