Francisco ¿el papa comunista?

El Papa Francisco en las Fabelas en Brasil

Recientemente el Papa Francisco ha pronunciado un discurso con motivo del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares promovido por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, lo curioso de sus palabras es que refirió una de las críticas recibidas por algunos de sus detractores, quienes los tildan de comunista.

Las palabras textuales de Bergolio al enfrentar el tema de la pobreza y algunos de los efectos colaterales fue: “Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el Papa es comunista”. 

Desde Pablo VI y su encuentro con los obispos en Medellín, la Iglesia ha mantenido su opción preferencial por los pobres, inclusive antes históricamente la Iglesia, que es experta en comunidad, ha sido quien ha velado por los menos favorecidos socialmente, sin embargo en un pontífice latinoamericano el discurso contra la pobreza forma parte de su experiencia y del bagaje pastoral recogido a lo largo de su ministerio sacerdotal.

Pero la polémica no quedó allí, en el encuentro estaba presente el presidente de Bolivia, Evo Morales, el cual sostuvo un encuentro informal, no planificado por tal vía diplomática, es decir, por la Nunciatura en Cochabamba, con el papa Francisco, donde  se desconoce a profundidad lo conversado.

No es nueva la tensión entre gobiernos de izquierda y la Iglesia, los ejemplos contemporáneos sobre abundan, desde Venezuela y la compleja relación con el episcopado en época de Chavez, hasta en la misma Bolivia, donde recientemente partidarios de Morales acusan al cardenal Terrazas de “derechista”, “oligarca” y “pro imperialista”.

En este contexto Francisco lanza este tregua con la izquierda del continente; al respecto una amiga conocedora de Bergoglio me comentó hace algunos días, “ningún gesto del papa en el plano político es ingenuo”. De tal manera que el papa sabe muy bien lo que hace y obviamente lo que dice.

Habrá que esperar si este nuevo gesto mejora las relaciones entre Iglesia y Estado y al menos evita que los obispos sean blancos de comentarios políticos, que solo pretenden desconocer su autoridad moral en medio del pueblo creyente que continúa entre las aguas turbulentas de un conflicto ideológico.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s