Forma y reforma, inician los cambios de Francisco

Papa Francisco en Plaza San Pedro

Recientemente el Papa Francisco ha comenzado una serie de cambios importantes en la estructura de la misma Curia Romana, a pesar que para la primera semana de diciembre se espera la próxima reunión del G9 (Grupo de cardenales que lo asesora para el gobierno de la Iglesia y una nueva Constitución Apostólica para la reforma de la curia) de la que ya habría un documento preliminar que sería discutido en esa oportunidad.

Sin embargo, casi dos años después de la elección de Bergoglio los cambios han estado en la cotidianidad noticiosa de la Santa Sede, y esta vez fue con el Prefecto de la Signatura Apostólica, el cardenal estadounidense Raymond Leo Burke, quien fue trasladado a la Orden de Malta en un encargo, alejado de la curia y de cualquier decisión de gobierno de la Iglesia.

El cambio ya se venía comentando al final del verano, por lo que las últimas declaraciones del cardenal en relación al sínodo no habrían tenido nada que ver, el mismo purpurado en una entrevista a Vatican Insider indicó que no es, ni pretende ser, oposición al Papa Francisco.

El otro acontecimiento fue la creación del “Colegio Interno de la Congregación para la Doctrina de Fe” para examinar los recursos de eclesiásticos por denuncias de “delicta graviora”, el mismo será un ente adscrito a la mencionada congregación, sin embargo, sus siete miembros (que incluyen al presidente) serán designados directamente por el pontífice y podrían ser no miembros del dicasterio para la fe.

La decisión del Papa Francisco se debe al retraso en las respuestas a las apelaciones por parte de la sección de la Congregación “Feria IV” quien no perderá su competencia frente a la nueva legislación, sino que servirá de equilibrio para ofrecer una mayor celeridad y asegurar la independencia entre quien desarrolla el proceso de investigación y quien dicta sentencia.

 Aún se desconoce si Mons. José Luis Mollaghan sería miembro de este nuevo cuerpo denominado “colegio” pues lo informado en mayo de este año fue la participación del canonista argentino en la “comisión” para examinar recursos de eclesiásticos por “delicta graviora”, no en el “colegio”.

Estos delitos,  incluyen alguna falta sacramental que atente contra el sacramento o alguno de sus participantes, ya sea un acto sacrílego o la violación del sigilo sacramental en el sacramento de la reconciliación, sino también aspectos morales en donde se incluyen los abusos contra menores.

Sin una nueva constitución apostólica los cambios en la Curia Romana ya son una realidad, solo bastará esperar como este reajuste incluye a los demás miembros de los dicasterios que se encuentran en un servicio concreto en las iglesias particulares.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s