¿Censurado o editado?

Papa Francisco y Kiko Argüello (Iniciador del Camino Neocatecumenal)

Nuevamente el lenguaje espontáneo del Papa Francisco y las traducciones de los medios oficiales entran en conflicto, para muchos el principal problema es el dominio “no formal” de la lengua italiana del primer Papa latinoamericano, sin embargo, siempre son los mismos los implicados en los comentarios.

Primero fue la frase de los “numerarios de esa secta ” en la homilía diaria en Domus Santa Martha, la cual L’Osservatorio Romano editó por “miembros de esa secta” en una peculiar referencia a los fariseos que no dan testimonio de creyentes.

Luego la tan polémica frase de los hijos como conejos en el vuelo de regreso de Filipinas, que produjo que el mismo Pontífice aclarara la supuesta mala interpretación en la siguiente Audiencia General.

Esta vez el turno es a los miembros del Camino Neocatecumenal, que también habían tenido un impase lingüístico con las palabras de Bergoglio en su último encuentro, lo que produjo hasta una carta de Kiko al Papa, y de Mons. Angelo Besciu a Kiko.

Al inicio del discurso después del saludo, el Papa dijo que bendecía el carisma, el llamado y la misión del Camino Neocatecumenal, pero luego espontáneamente lanzó una frase lapidaria:

“¡Y lo quiero hacer! Lo hago, no porque él me ha pagado: ¡no! Lo hago porque quiero hacerlo”.

Y cuando se refiere a ÉL se refiere a Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, lo curioso es que esta versión del discurso es publicada por la Radio Vaticana con el audio con traducción simultánea, en una transcripción exacta de lo dicho por Bergoglio en el encuentro.

Pero por otro lado, la traducción oficial del Vatican Information Service, que es la lista de correo que distribuye el Bolettino di Stampa, cita las palabras del pontífice sin la “ingenua” broma del pago a Kiko Argüello: “¡Y lo hago porque quiero hacerlo!”.

Sin embargo en la versión oficial del Bolettino di Stampa en italiano si está colocada la frase, e inclusive aludiendo al gesto de señalar al iniciador del camino: “Lo faccio non perché lui [indica Kiko] mi ha pagato, no! Lo faccio perché voglio farlo”. 

Las preguntas después del sutil, pero impropio comentario, serían, ¿a quién fue dirigida la idea del pago? ¿Algún otro movimiento o grupo en la Iglesia ha pagado por una aprobación pontificia? ¿Fue una broma ingenua o tiene alguna intención particular dentro y fuera de la misma Iglesia?

Habrá que esperar para ver cómo aparece reflejado el discurso en la web oficial de la Santa Sede en los próximos días, y quizás si se desea ser más acucioso en el tema en el Acta Apostolicae Sedis del mes de marzo del año 2015, en un pontificando cargado de peculiaridades lingüísticas.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s