Ante los abusos tolerancia cero

Mons. Barros en la Toma de Posesión de Osorno

Ha sido evidente en los últimos años los esfuerzos realizados por la Santa Sede en hacer un seguimiento permanente para evitar el abuso contra menores por parte de miembros del clero, el mismo Papa Francisco inclusive creó la Pontificia Comisión para la Tutela de Menores, encabezada por la figura emblemática del  Card. Sean O’Malley, Arzobispo de Boston y sucesor del hoy emérito estadounidense Francis Law.

La polémica ahora viene de una país latinoamericano, ante el nombramiento del Obispo de Osorno en Chile, cuando el 10 de enero del año en curso, el Papa Francisco designó a Juan de la Cruz Barros para esta diócesis, después de haber estado por más de nueve años al frente del Ordinariato Militar.

Las denuncias que recaen sobre Barros, y que provocaron una indebida manifestación en su toma de posesión el 21 de marzo, están asociadas al polémico caso del sacerdote chileno Fernando Karadima Fariña, que en el año 2010 la justicia chilena absolvió de las denuncias en su contra por abusos contra menores, sin embargo la Santa Sede en el año 2011 concluyó un proceso canónico contra el anciano sacerdote y determinó que si era culpable de las denuncias realizadas.

Karadima es mentor de aproximadamente cuarenta sacerdotes, y cercano de al menos diez obispos en Chile, quienes posterior al resultado de la investigación de la Congregación para la Doctrina de la Fe declararon desconocer la conducta impropia del sacerdote y se adherían a lo determinado por la Santa Sede.

El Papa Francisco y Mons. Barros en Roma

antes de tomar posesión se entrevistó con el Papa Francisco, aunque la única evidencia es un encuentro durante una Audiencia General, por su parte el Nuncio Apostólico en Chile, Mons Ivo Scapolo afirma haber entregado todos los resultados de la consulta al Santo Padre, e inclusive la carta enviada por un grupo de diputados que solicitaron al pontífice revocar la decisión, en este sentido precisó “No se le ha escondido nada a la Santa Sede”; dejando claro que a su modo ver se habría vulnerado la libertad de culto en la protesta contra Barros en la toma de posesión en Osorno, en la que al obispo electo le habrían arrebatado la mitra en medio de los empujones.

Sin embargo, a las voces en contra del nombramiento de Barros se suma  ahora Marie Collins y Peter Saunders, miembros de la Pontifica Comisión para la Tutela de Menores para evitar los abusos por parte del clero,  que a “motu propio”, han declarado que solicitarán una reunión con Bergoglio para aclarar las cosas y si es posible revertir la decisión, aunque a simple vista sus comentarios solo podrían ser escuchados por el Card. O’Malley.

Uno de los sacerdotes que encabeza el llamado de atención contra Barros, es el alemán Peter Kliegel, quien públicamente afirma haber escrito al Nuncio Apostólico para reconsiderar el nombramiento ya que la imagen pública del obispo de Osorno está altamente cuestionada.

Por ahora, el único pronunciamiento oficial es mantener la decisión del Papa Francisco, inclusive posterior a lo acontecido en la toma de posesión, por parte tanto de la Nunciatura Apostólica en Chile y de la misma Conferencia Episcopal; en un conflicto donde no se cuestiona la inocencia de Mons. Juan de Dios Barros, ya que él no habría cometido abusos, sino sus nexos y cercanía con un ex sacerdote pedófilo.

PD/: El martes 31/03/2015 el P. Ciro Benedittini, encargado de la oficina de prensa de la Santa Sede informó que el Vaticano no revertirá la decisión del Obispo de Osorno 

 Rixio G Portillo
@Rixiogpr 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s