La cita de octubre es el sínodo

Papa Francisco al inicio del Sínodo de los Obispos 2014
Entre las citas agendas para este 2015 del Papa Francisco se encuentra durante el mes de octubre el Sínodo Ordinario sobre la Familia, el cual parte de una consulta y una reflexión iniciada el año anterior con un documento final, tan discutido como polémico, pues para muchos dice más de lo que debería y para otros que no dice nada de lo realmente hablado en esa primera fase del debate sinodal.
Bergoglio ha sido muy cuidadoso al opinar al respecto, sobre la cuestión de los divorciados vueltos a casar muchos afirman que se inclina al lado de la tesis del Cardenal Walter Kasper, quien piensa que la Iglesia podría ser más flexibles para que los divorciados vueltos a casar puedan acercarse al Sacramento de la Comunión, posición que seria respaldada por el episcopado alemán.

Antes de la Pascua el Papa Francisco habló del tema en un encuentro con jóvenes y un matrimonio en su visita pastoral a Nápoles, allí el pontífice explicó las razones para la convocatoria del sínodo de las familias:
“La crisis de la familia es una realidad social. Luego están las colonizaciones ideológicas sobre las familias, modalidad y propuestas que existen en Europa y vienen incluso de más allá del oceáno. Luego ese error de la mente humana que es la teoría del gender, que crea tanta confusión. Así la familia se ve atacada. Yo no tengo la receta. La Iglesia es consciente de esto y el Señor ha inspirado convocar el Sínodo sobre la familia, sobre tantos problemas”.
Sin embargo, no afrontó el tema de los divorciados y la aceptación al Sacramento de la Comunión directamente. Quien si lo hizo, y con nombre y apellido para fijar su posición al respecto fue el Cardenal Müller, respondiendo directamente a la tesis de Kasper en una entrevista de la revista francesa “La Vie”, en la que precisa: “Disolver un patrimonio sacramental con todos sus atributos constitutivos de libertad, de indisolubilidad, de fidelidad y de fecundidad es imposible”.
El periodista italiano Sandro Magister incluyó en la discusión sinodal otro nombre, el del cardenal italiano Carlos Caffarra, quien según el mismo Magister tiene la visión más cercana a la postura de Bergoglio, aunque éste había afirmado que ningún Papa ni nuevas teoría doctrinal puede romper el “vínculo” matrimonial del sacramento; advirtiendo sobre el riesgo de abandonar el matrimonio a un contrato meramente civil a la deriva de sociedad progresistas, enfrentando inclusive la teoría del reconocimiento de la convivencia de los cónyuges antes del Sacramento.
Por ahora el flanco más débil, donde habría un amplio consenso es en esclarecer que nunca hubo una intención de reconocer las uniones del mismo sexo por parte de la Iglesia, pero la discusión sobre los divorciados vueltos a casar continuará en el horizonte doctrinal hasta que se tome una posición común en la asamblea sinodal.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s