Maduro no viaja al Vaticano

Concejales Venezolanos protestan en el Vaticano
La diplomacia más antigua en el mundo no es fácil de manipular, el Vaticano tiene amplia experiencia en situaciones difíciles con diferentes políticos, sin embargo las condiciones siempre son las mismas: el diálogo, el bien común y la defensa de los derechos humanos.

El gobierno de Venezuela informa que el presidente Maduro no viajará a Roma, horas antes de su encuentro con el Papa Francisco, en medio de una fuerte presión internacional por la liberación de los presos políticos en ese país, que se encuentran en huelga de hambre.

El motivo del viaje de Maduro no era el Vaticano al principio, curiosamente en medio de los más altos niveles de desabastecimiento y crisis económica la FAO entregaría un premio al gobierno de Venezuela por su política alimenticia. 

Para el Vaticano no fue fácil negarse a la petición de la audiencia, a pesar de la apretada agenda del Papa Francisco, que horas antes llegaba a Roma de un maratónico viaje de Sarajevo que duró un poco mas de once horas, inclusive el hecho de que fuera domingo para Bergoglio ya implicaba un gran gesto de cortesía, pues no es común que un presidente visite el Vaticano un día de Ángelus, el último caso fue con Raúl Castro, pero las circunstancias eran diferentes. 

Se comenta que el Vaticano ya hizo su parte en materia de los presos políticos, el Papa recibió a Henrique Capriles en una audiencia privada a mediados del año 2014, luego en la audiencia general de los miércoles saludó a Lilian Tintiri, esposa de Leopoldo López, detenido desde hace un año en Caracas; y hace algunos meses al gobernador Henry Falcón, quien se atrevió a invitarlo a visitar la Divina Pastora.

La ya hoy no visita de Maduro fue antecedida por un encuentro entre el Papa y Mons. Roberto Lückert, Arzobispo de Coro y uno de los prelados más distantes del modelo de gobierno de Chávez; quien afirmó que el Papa Francisco no visitaría Venezuela mientras existiesen presos políticos. La polémica fue más allá, pues el prelado hasta comentó en su perfil Twitter que los mensajes contra Mons. Moronta atribuidos a él, no eran ciertos.

Se piensa que Mons. Moronta es cercano al gobierno por su antigua amistad con Chávez, sin embargo, no existen motivos para creer que el episcopado se encuentre dividido en su interior por posturas políticas, los comunicados siempre son firmados por unanimidad.

Por su parte, el nuncio apostólico Mons. Aldo Giordano, habría pedido formalmente la liberación de los presos políticos en Venezuela, como un gesto de buena voluntad, en el mes de diciembre del año pasado, pero la respuesta del gobierno fue que ese punto no era negociable.

Por ahora, el Papa Francisco descansará su domingo, sin la audiencia al presidente Maduro, pero las protestas por los presos ya llegan a metros de la Plaza de San Pedro, gracias a dos concejales que exigen la liberación de los políticos en Venezuela, por intercesión de Bergoglio; habrá que esperar como el Vaticano intenta responder desde la astucia diplomática a tales exigencias.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s