Castel Gandolfo, la residencia papal del verano

Entrada Palacio de Castel Gandolfo – Italia
Los meses de junio, julio y agosto, son uno de los más calurosos en Roma, las temperaturas pueden alcanzar hasta 40 grados,  para los europeos es normal detener el ajetreo del trabajo y tomarse unos días de vacaciones por el verano.

Los Papas no escapan de esta realidad, de allí que tuviesen una residencia para pasar el caluroso verano romano, a unos 18 kilómetros de distancia, en la zona denominada Castel Gandolfo, que se encuentra aproximadamente a 380 metros sobre el nivel del mar.

Desde el siglo XVI algunos pontífices han decidido tener parte de su estadía en esos aposentos, aunque no es un palacio del todo lujoso, lo más sorprendente son sus jardines, y una esplendorosa vista al Lago Albano, conjuntamente con una gran telescopio donde funciona el Observatorio Astronómico del Vaticano

Pío XII en lecho de muerte 1958
La historia reciente recuerda en Castel Gandolfo el fallecimiento de los pontífices Pío XII en 1958, y Pablo VI en 1978, en ambos casos, después de una larga enfermedad respiratoria, del primero se han hasta filtrado algunas fotografías a la prensa, que se veía a un Papa en su lecho de muerte.

Sin embargo, no fueron las únicas fotos en filtrarse, en tiempos de Juan Pablo II, al rededor del año de 1979 Wojtyła había propuesto la construcción de una piscina dentro del complejo de Castel Gandolfo, criticado por los detractores en su época, y fue históricamente fotografiado, era la primera y única vez que se veía a un Papa en traje de baño.

La costumbre entonces, era que el Papa residía en Castel Gandolfo para escapar el calor del verano romano, el mismo Benedicto XVI, para soportar estas altas temperaturas en varias oportunidades utilizó algunas casas de religiosos en la zona de los Alpes, inclusive en el año 2009 sufrió una leve fractura en la mano derecha por una caída durante su estadía en la Diócesis de Aosta durante el descanso de agosto.

Esa misma residencia de Castel Gandolfo fue protagonista del hecho histórico de la renuncia de Ratzinger en la cuaresma de 2013 en el inicio de la Sede Vacante, y ser la residencia del primer Papa emérito de la historia contemporánea, posterior a eso se trasladó al Convento Mater Ecclesiae, detrás de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

El Papa Francisco, hasta esa costumbre la ha modificado, no sólo su decisión de quedarse en Domus Santa Martha y no en el apartamento papal del Palacio Apostólico, sino que tampoco sale de vacaciones a Castel Gandolfo, afirma que desde su época de obispo auxiliar le gusta mantener el ritmo y la rutina, y salirse de ella podría hasta enfermarlo, por lo que uno de los pocos habitantes de la calurosa Roma, que no sale de la ciudad, es su obispo.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s