El debate sinodal desde lo mediático a lo real 

El Papa Francisco inició el Sínodo de los Obispos 2015 sobre la Familia
El tan esperado y comentado Sínodo de los Obispos sobre la familia ha comenzado su segunda sesión 2015, quizás no con el mismo brillo que en el del año 2014, al que más de uno se aventuró a comparar con el Concilio Vaticano II, pero sí con la misma turbulencia del período post concilio.

Las primeras 24 horas fueron complejas, y aunque los medios intentaron predecir lo sucedido, el escándalo de Charamsa sirvió de distracción a lo que realmente ocurría en el aula sinodal.

Fue posteriormente que se supo que más de diez padres sinodales habían presentado su inconformidad por la nueva metodología a desarrollar sobre el sínodo, y el presunto intento de conducir los resultados de la discusión, inclusive con la aseveración de que los nombramientos de los moderadores y relatores de los círculos menos se habían realizado desde la secretaría general.

Lo que produjo la inesperada intervención del Papa Francisco con una célebre frase, el evitar caer en la “hermenéutica de la conspiración”, haciendo frente a las dudas sembradas en los padres sinodales desde el exterior.

Luego fue publicada la lista de dichos moderadores y relatores de los círculos menores, en la que figura Mons. Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida, para el segundo grupo en español, entre otros tres cardenales, elegidos, como lo indicó Baldisseri, por los miembros de cada mesa de trabajo, sin intervención de la secretaría.

El otro punto comentado, es la libertad de publicar las intervenciones sinodales por parte de los obispos, pero la no publicación por parte de la Santa Sede de esas intervenciones, como se hacía en los sínodos anteriores, por lo que llevar el pulso de lo comentado se hace más mediático que oficial.

Por otro lado, el desconocimiento de la nueva metodología, que no incluye un documento conclusivo sino una ‘Relatio Finale’ que será votada el 24 de octubre, también ha causado un poco de malestar, pues podría ocurrir lo mismo que en el sínodo del año pasado en el que el Papa Francisco incluyó algunos puntos que no alcanzaron la mayoría de votos ni el consenso para ser incorporados.

Muestra de ello es que en el primer resumen de la ‘Relatio’ de los círculos menores se repite en varias oportunidades la dificultad al inicio de los trabajos en comprender la metología del ver, juzgar y actuar (el utilizado en Aparecida) e inclusive que no es suficientemente objetivo para una reflexión.

El otro tema a destacar de esta primera semana de trabajo sinodal, es que el Instrumento Laboris, era muy occidental con énfasis europeo y norteamericano y que hacía falta contextualizarlo desde la universalidad de la Iglesia.

Los otros temas comentados giraron en torno al modelo de familia, señalando la exigencia de utilizar una fórmula que aleje las dudas de que “el único modelo de familia que corresponde a la doctrina de la Iglesia es aquel fundado en el matrimonio entre un hombre y una mujer”.

De allí el desafío de asumir en la familia la formación en la afectividad haciendo mención especial en el ideal de la castidad y su valor de ofrenda personal, esto quizás en respuesta a Charamsa que mencionó que la vida en abstinencia sexual no es humana.

El otro punto discutido fue la ideología de género, en todos los casos las conclusiones fueron las mismas, con diferentes matices, viéndolo como un desafío cultural en el que se clarifique la verdad de la fe sin un lenguaje ambiguo, también fue mencionado su impacto e incidencia en programas educativos en la formación de los niños y adolescentes.

En este sentido y refiriéndose a la discusión de la ideología de género se afirmó que muchas veces es impuesta desde organismos internacionales, los cuales intentan negar su relación entre identidad sexual, familia, paternidad y el amor humano, lo que la convierte en un desafío desde una perspectiva más noble y humanizada.

Para la próxima parte, algunos de los temas esperados son la indisolubilidad del matrimonio, los divorciados vueltos a casar, la convivencia civil antes del matrimonio y el miedo de los jóvenes al compromiso; en un debate que por ser de forma tan libre, se abre a lo mediático desde las especulaciones.

Rixio G Portillo
Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s