El sínodo de la familias en marcha, ¿pero llegará a puerto?

Papa Francisco en el Sínodo – Fuente El Nuevo Herald

La segunda semana del Sínodo de los Obispos sobre la familia inicio en medio de la discusión mediática de la carta enviada por un grupo de cardenales en la que presentaban algunas consideraciones sobre la metodología de los debates, y lo más trascendente, la comisión para la redacción de la relación final.

Después de que el vaticanista Sandro Magister publicará una versión, desmentida por los firmantes, de la carta entregada al Papa, aún no queda del todo claro ¿quiénes la firmaron? ¿quién la filtró a los medios? ¿con qué intención se hizo? Y ¿qué efectos causó? 

Más allá de que si fueron nueve o seis los cardenales, el Card. Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas en Venezuela, precisó en una entrevista que el documento base contiene muchos errores y no sabe si dará tiempo a modificarlo “quizás nos quedemos en una lavadita de cara” afirmó.

Por su parte el vaticanista Andrea Tornielli dijo en un artículo publicado en Vatican Insider “el ambiente que la filtró a la prensa fue el mismo que la concibió”, por lo que pudiese interpretarse que la exhortación del Papa de evitar la “hermenéutica de la conspiración”, sería para esos obispos que revelaron a Magister la carta privada.

Pasado el episodio de la carta, aunque no aclarado del todo, los trabajos en los círculos menores continuaron, siendo Instrumento Laboris, la causa de los comentarios más incisivos en el debate sinodal. 

Primeramente, se argumentó que el documento carece de fundamentación bíblica y patrística, lo que llevaría a tener una visión más pastoral que dogmática de la familia, aunque la teología no es de la familia sino del matrimonio, por lo que hace necesario la inclusión de un fundamento bíblico que refuerce las idea del “evangelio de la familia” encarnado en el misterio del matrimonio y la indisolubilidad, viendo esta no como una exigencia del sacramento o un ideal, sino como don del mismo Dios, por lo que el uso de palabras esperanzadoras para enseñar sobre este particular es esencial para la evangelización.

Nuevamente aparece la recomendación de definir el matrimonio y la familia según la doctrina católica y el magisterio, tomando como fuente la Gaudium et Spes y la Familiaris Consortio de Juan Pablo II, esto fue calificado como “un serio defecto que produce una grave ambigüedad”.

De allí que al abordar el aspecto sacramental y pastoral de la familia, se propone términos más positivos, aunque “no se puede desconocer que hay muchos valores positivos en otros tipos de familia”; sin hacer referencia a qué otros tipos se refieren.

En los días restantes de la semana finalizó la primera parte de los círculos menores y comenzaron nuevamente las intervenciones de los padres sinodales en relación al tan esperado y comentado tema de los divorciados vueltos a casar y la posibilidad del acceso a la comunión y el cómo se puede concretar “la vía de la penitencia” propuesta en el Instrumento Laboris.

Según se indica las opiniones fueron tan diversas como las culturas de orígenes de los padres sinodales, en un mosaico de colores de diferentes gamas de tonos, según el comentario del Cardenal Ravasi, desde los más flexibles hasta los más cerrados, aunque el clima de las sesiones siempre fue de libertad y cordialidad.

Sin embargo, no hay humo blanco en el sínodo, y algunos participantes  al ver que no habrá una respuesta pastoral en el aspecto de los divorciados han propuesto una especie de “Comisión Ad Hoc” formada por experto para manejar diversas opciones y no estancar la discusión en los pocos días que restan y así no naufragar  sin llegar a “puerto seguro”.

La próxima fase del sínodo inicia con una última congregación para los círculos menores y la asamblea general para terminar de ajustar el borrador de “Relatio Finale” y someterla a votación el 25 de octubre, por lo que todo deja indicar que la última palabra la tendrá el Papa Francisco, quien ya ha tenido tiempo de conocer lo que realmente el episcopado universal piensa sobre la familia y sus desafíos en medio de una Iglesia que se debate entre lo doctrinal y la pastoral.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s