La comunión de los divorciados no era el objetivo del sínodo

Obispos reunidos en el aula sinodal – Fuente: Aciprensa.Com

Durante las tres semanas de trabajos sinodales en repetidas ocasiones y con diferentes palabras se repitió que no era objetivo del sínodo de los obispos un cambio de doctrina en relación a los divorciados vueltos a casar ni solo la indisolubilidad del matrimonio, de hecho el mismo Card. Marx en la rueda de prensa del día en el que fueron presentadas la última relación de comentarios de los Círculos Menores realizó la aclaración entre un sínodo y un concilio.

Las propuesta fueron varias, aunque principalmente apuntan a poner en práctica los dos Motu Propio “Mitis et misericors Iesus” y “Mitis Iudex Dominus Iesus” , con el que el Papa Francisco permitió agilizar el camino de nulidad matrimonial mediante dos procesos, uno corto de máximo un mes de duración y el otro un proceso ordinario.

No caló la idea de la “vía de la penitencia” al no estar del todo claro pues “hay realidades irreversibles que no pueden ser sometidas a un camino penitencial sin posibilidad de superación”, por lo que la recomendación fue modificar el término por reconciliación.

Sin embargo, en los círculos de italiano hubo consenso para cambiar algunas prácticas litúrgicas, educativas y pastorales de exclusión, proponiendo que cada ordinario pueda designar algún grupo de sacerdotes expertos que puedan acompañar a estar parejas en un camino de discernimiento para la reflexión sobre la situaciones particulares.

En este sentido en uno de los círculos en francés también se mencionó sobre la posibilidad de modificar disposiciones prácticas sobre el acceso de los divorciados en la lectura de la palabra en la celebración de la misa y la participación en los consejos pastorales en las parroquias, recomendando mecanismos de inserción a las comunidades cristianas, cosa que ya ocurre en muchas Iglesias particulares.

Otros proponen conformar una “Comisión ad hoc” para respuestas concretas sobre los divorciados vueltos a casar, y hasta la posibilidad de tratar el tema en un Concilio Ecuménico y no en un Sínodo.

El otro tema complejo y poco abordado en el sínodo fue las personas con tendencia homosexuales en el seno de las familias cristianas, en este sentido hubo círculos que manifestaron el no tener el tiempo suficiente para comentar el asunto, otros que es necesario un escenario distinto donde no se confunda con un reconocimiento a dichas uniones con el matrimonio y la familia; o también que se profundice sobre lo determinado por el Catecismo de la Iglesia Católica.

Por ahora, no hay mayores resultados, el sábado 24 octubre la “Relatio” finale será votada por los 270 padres sinodales, y será presentada al Papa Francisco quien tendrá la última palabra, al menos con el conocimiento pleno de lo que considera el episcopado en un tema tan neurálgico como el futuro y la familia, por ahora no hubo fumata.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s