La cura a la Curia, lo dicho por Francisco

Papa Francisco y su discurso a la Curia Romana – Fuente L´Osservatore Romano.
Como es costumbre el Papa antes de la llegada de la navidad realiza una salutación a los miembros de la Curia Romana, inclusive desde el año pasado, Francisco ha querido extender el gesto incluyendo en una audiencia posterior a los dependientes y trabajadores que trabajan en la Curia Romana, conjuntamente con sus familias.

Cada pontífice imprime su esencia en los discursos y más en uno de tanta significación para los altos funcionarios del gobierno de la Iglesia Universal. Por ejemplo el Papa Pablo VI en su último discurso de saludo de navidad al Sacro Colegio, como era denominado anteriormente, recordó parte de las reformas emprendidas durante el año de 1977, el nuevo esquema de funcionamiento del Vicariato de Roma, así como la celebración de su cumpleaños número 80, algunas memorias de los viajes realizados y hasta la conclusión de la revisión de la Vulgata Latina. 

Juan Pablo II y Benedicto XVI se mantuvieron en esa misma línea, el saludo de navidad a la Curia Romana, era un espacio privilegiado para hacer un recuento cronológico del trabajo pastoral y apostólico durante todo el año, en clave de agradecimiento a los cardenales y colaboradores por el esfuerzo y a Dios por los frutos recogidos.

Resulta particular que el mismo Papa Juan Pablo II, con motivo del gran Jubileo del año 2000, hiciera referencia directa a la conducta de los miembros de la Curia, precisando que ésta debía “ser un lugar donde se respire santidad. Un lugar del que han de quedar absolutamente excluidas la competición y el afán de hacer carrera”.

El Papa Francisco ha sido electo en marzo de 2013, y una de las tareas encomendadas por el Colegio de Cardenales en las Congregaciones Generales previas al Cónclave, era la urgente y necesaria reforma de la Curia Romana. 

Más allá del funcionalismo, el mismo Bergoglio ha emprendido una reforma, que al principio no es práctica y organizativa, aunque también está trabajando en ello, sino desde la perspectiva espiritual, en palabras del mismo pontífice: “Todo cambio empieza por el corazón”.

Fue así como en las navidades del año 2014 el Papa sorprendió al mundo y a la misma Curia Romana con una salutación poco usual, en clave de acto penitencial, en la que habló de 15 enfermedades que se padecen, según su parecer, en la Curia.

Este año 2015, el discurso era muy esperado por los medios de comunicación y algunos sectores importantes de la misma Iglesia, ya que se esperaba que el Papa hiciese alguna referencia, aunque no directa, al segundo episodio Vatileaks. 

Francisco ha precisado que algunas enfermedades referidas en el discurso del año 2014, se “han manifestado a lo largo de este año, provocando mucho dolor a todo el cuerpo e hiriendo a muchas almas, incluso con escándalo”. 

Haciendo un poco de memoria, es posible que se refiera al “mal de acumular: que se produce cuando el apóstol busca colmar un vacío existencial en su corazón acumulando bienes materiales, no por necesidad, sino sólo para sentirse seguro”, al “mal de la ganancia mundana y del exhibicionismo”.

En sentido, el escándalo Vatileaks, incluyó a un sacerdote, que está siendo juzgado por los tribunales del Vaticano, pero también en el que se han hecho público el uso incorrecto de algunos fondos.

Aunque la Santa Sede ha dicho que ya tenía conocimiento de esos movimientos, la prensa italiana ha seguido insistiendo en el asunto, y hasta el mismo Cardenal Tarcisio Bertone ha querido indemnizar con 150 mil euros al Hospital Pediátrico Bambin Gesú, negando haber recibido el monto publicado en los libros Via Crucis, y Avaricia, aunque fue reconocido un daño patrimonial en los recursos financieros del ente médico.

Para este año la respuesta del Papa ha sido diferente, y aunque es evidente que abordó el tema de manera muy cortes, si afirmó que “la reforma seguirá adelante con determinación, lucidez y resolución”.

Y en este proceso ofreció un antídoto para estos males, a partir de un acróstico de la palabra MISERICORDIA, resaltando principalmente la urgencia de la caridad en la verdad, aunque sea dura, desde la misericordia deben reconocerse los propios errores, la caridad sin la verdad se convierte en la ideología del bonachón destructivo, y la verdad sin la caridad, en el afán ciego de judicializarlo todo”.

El Papa habló de ser honesto, afirmando que éste  no es prepotente con las personas ni con las cosas que le han sido confiadas para administrarla, no “acumulando cosas inútiles ni se encierra en los propios proyectos, y sin dejarse dominar por la ambición. sino abiertos a los cambios y más aún a la renovación desde la misericordia.

También recalcó sobre la sobriedad, y quizás en respuesta a la enfermedad “mal de la ganancia mundana”, y viendo la solidaridad como “un estilo de vida, que indica el primado del otro como principio jerárquico, y expresa la existencia como la atención y servicio a los demás. Quien es sobrio es una persona coherente y esencial en todo” – refirió el Papa

Por último, Francisco ha querido concluir con una oración atribuida al Beato Oscar Arnulfo Romero, pero que en realidad fue pronunciada por el Cardenal John Dearden, un importante prelado estadounidense, fallecido en 1988, que participó activamente en el Concilio Vaticano II, contribuyó a la erradicación del racismo en la cultura americana de los años sesenta, y fue un promotor incansable de la libertad y la justicia, de la oración citada por Bergoglio, resalta el final “Somos albañiles, no jefes de obra, ministros, no el Mesías. Somos profetas de un futuro que no es nuestro”.

Con la que el Papa posiblemnete quiso demostrar la trascendencia del servicio a la Iglesia y la Curia Romana y la inminente reforma, esperada para el año 2016.

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s