Francisco en la perifería de México (II parte)

Indígenas, migrantes y víctimas de la violencia

Rixio G Portillo – @Rixiogpr

Papa Francisco ante la imagen de la Virgen de Guadalupe – Fuente: Osservatore Romano
El siguiente destino del Papa en México será San Cristobal de la Casas en Chiapas, la histórica diócesis en la que fue obispo el cronista Bartolomé de las Casas, el sentido de la visita a esta zona del país es que el pontífice pueda encontrarse con los pueblos indígenas, ya que se encuentra ubicada en el límite sur de ingreso de los migrantes al país.

En San Cristóbal de las Casas el Papa podrá conocer de cerca la experiencia indígena entre los pueblos originarios del continente, por la cercanía a Guatemala y a los pueblos de Centroamérica, inclusive en la celebración de la misa, en la que se estimen participen más de 120 mil fieles, se entregará el decreto para la celebración de la liturgia en tres lenguas indígenas autóctonas de la zona.  Al término el pontífice almorzará con ocho indígenas quienes podrán compartir con él las alegrías, sufrimientos y esperanzas de una de las poblaciones más vulnerables del país azteca.

En San Cristóbal de las Casas, el Vaticano no negó la posibilidad de que el Papa Francisco rece ante los restos de Mons. Samuel Ruiz García, obispo defensor y promotor de la causa de los indígenas, fallecido en el año 2011, pero que el gobierno de la época intentó vincular a un movimiento ideológico – guerrillero por reinvindicaciones sociales de manera violenta.

Con este marco, durante la tarde, el Papa sostendrá un encuentro multitudinario con diferentes familias de todo México en  el Estadio “Víctor Manuel Reyna” de Tuxtla Gutiérrez, en la que se estimen más de 10 mil personas, allí el Santo Padre escuchará el testimonio de cuatro familias, inclusive una pareja de divorciados vueltos a casar.

El cuarto destino del Papa Francisco en México será Morelia, específicamente Michoacán, ubicada en el centro sur del país, es considerada cuna de la independencia del país azteca, sin embargo actualmente es una zona altamente conflictiva y violenta por la presencia del narcotráfico en la que se estiman más de mil asesinatos violentos en el año, es la cuarta ciudad con mayores índices de peligrosidad, siendo la Iglesia y los católicos uno de los principales afectados, lo que llevó a que el pontífice reconociera el inmenso esfuerzo de su arzobispo, Alberto Suárez Inda, haciéndolo cardenal en el año 2015.

En Morelia el Papa celebrará la santa Misa con sacerdotes, religiosas, religiosos, consagrados y seminaristas en la Catedral de la Transfiguración del Señor, y se reunirá con catorce representantes de diferentes universidades católicas de todo México, en la que seguramente el pontífice comentará la necesidad de la educación y la cultura para el proceso de pacificación necesario en la zona.

Durante la tarde del 16 de febrero Francisco sostendrá un encuentro con más de 50 mil jóvenes mexicanos en el el estadio “José María Morelos y Pavón”, el pontífice escuchará el testimonio de algunos jóvenes que le entregarán un documento desarrollado por la Pastoral Juvenil mexicana, con un compromiso misionero para la evangelización, por su parte Bergoglio les entregará una inmensa cruz que recorrerá el país como signo de la juventud.

Uno de los deseos del Papa Francisco era entrar a Estados Unidos en su viaje en el año 2015 desde la frontera con México, pero por razones de logística y seguridad no fue posible, de allí que la última zona en visitar el Santo Padre del país azteca será Ciudad Juarez, ubicada en el extremo norte del país, con más de 100 kilometros de fronteras con Estados Unidos, se estima la movilización de al menos 80 mil personas, en su mayoría sin la documentación legal, en el que la trata y tráficos de personas, específicamente de mujeres, es uno de los delitos comunes.

En Ciudad Juarez la jornada del Papa comenzará con la visita a un centro de reclusión penitenciaria, denominado Centro de Readaptación Social (Cereso) número 3, en la que se encuentran más de tres mil internos detenidos, de los cuales 700 podrán participar del encuentro con Francisco.

No es la primera vez que el Papa tiene un gesto con privados de libertad, en la carta enviada para la preparación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia precisó que “en las capillas de las cárceles – los detenidos – podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre” podrán gran la indulgencia que se ofrece a los peregrinos que en las catedrales del mundo atraviesan la Puerta Santa.

El evento será significativo, por lo complejo de las situaciones de violencia de la zona, en la que el Santo Padre conocerá la experiencia de uno de los detenidos que ofrecerá su sentido testimonio frente a la detención y privación de su libertad.

A primera hora de la tarde del 17 de febrero, el Papa sostendrá un encuentro con representantes del mundo del trabajo, emprendedores y movimientos populares, en el que reivindicará la urgencia de trabajar por la dignidad de los trabajadores, desde un modelo social inclusivo, que garantice las que ha denominado las tres “t”: tierra, techo y trabajo. En este sentido, se estima la participación de más de 300 mil personas en el Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua.

En la periferia entre México y Estados Unidos

La última cita del Papa en México, será de gran importancia, no sólo por ser la celebración de una misa multitudinaria en la que se estimen participen más de 200 mil fieles, sino por el lugar simbólico de los alejados, una verdadera periferia, el límite geográfico entre Estados Unidos y México, en una explanada a solo 80 metros del control migratorio, en el que el palco papal para la celebración podrán visualizarse ambas fronteras.

Valla metálica frontera de México y USA – Fuente: http://www.ecestaticos.com
Inclusive habría participantes en cada una de las fronteras, y el Papa Francisco antes de la celebración recorrerá la zona en papamóvil y se detendrá en un tramo de la cerca que separa los dos países, en el que seguramente con un gesto de recogimiento el pontífice elevará un grito silencioso por el sufrimiento de tantas hombres y mujeres que ven vulnerados sus derechos y su dignidad en ese lugar.

En esta significativa celebración también se tiene previsto que participen algunos familiares y representantes de los 43 estudiantes universitario desaparecidos en Guerrero, México en el año 2014, en un terrible episodio del que se cuentan nueve fallecidos.

El Vaticano no confirmó un posible encuentro con alguno de los padres de los estudiantes desaparecidos con el Papa Francisco, pero si su presencia durante la celebración de la misa.

De allí que sean los indígenas en San Cristóbal de las Casas, los víctimas de las violencia y el narcotráfico en Morelia, y los migrantes y desplazados en Ciudad Juarez, los destinatarios principales de la visita del Papa Francisco a México, en un viaje marcado por la cercanía pastoral del pontífice latinoamericano que conoce los dramas y conflictos del pueblo mexicano, pues son los mismos, en mayor o menor escala, de todos los pueblos de América.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s