Venezuela en la mira de la diplomacia vaticana

Mons. Gallagher, canciller del Vaticano visitará Venezuela

Rixio G Portillo
@Rixiogpr

No es nuevo el interés del Vaticano en la solución del conflicto político y social que vive Venezuela en los últimos años, si bien es cierto que la elección de Bergoglio profundizó la visión geopolítica de la Santa Sede para el continente, el traslado de Parolín para la Terzza Loggia ha sido fundamental y esencial.

La mejor muestra de ello son las diversas intervenciones en las que el Papa Francisco se ha referido a Venezuela, y como ha sido un promotor incansable del dialogo, en el viaje de regreso de Ecuador, Bolivia y Paraguay comentó que era la Conferencia Episcopal venezolana la responsable de promover la paz y el diálogo en el país y que oficialmente no había ningún proceso de mediación.

Sin embargo recientemente en la bendición de la Urbi et Orbi de la Pascua 2016 el Papa volvió a mencionar a Venezuela y el mismo Federico Lombardi días después confirmó que el pontífice le había escrito una carta privada al presidente Nicolás Maduro. 

Sobre el contenido de esa carta no se sabe oficialmente nada, Caracas ni siquiera ha mencionado haberla recibido, pero podría afirmarse que el contenido gira en torno a la disposición del Vaticano a comenzar una negociación para resolver el conflicto social y humanitario que vive el país.

Inclusive la crisis de desabastecimiento de alimentos y medicinas ha provocado que la Santa Sede tenga que rotar al personal de la nunciatura, y quizás el hecho más escándalos es la negativa en Miraflores de recibir la ayuda humanitaria que fue ofrecida a través de Cáritas Internacional, por parte de la Iglesia.

Otro de los puntos de la carta podría ser la situación de los presos políticos en Venezuela, aunque el nuncio en Caracas, Mons. Giordano es muy cauteloso al referirse al tema, el padre de Leopoldo Lopez participó recientemente en la Audiencia General de los miércoles con el Papa Francisco en el Vaticano y fue recibido por el Secretario de Estado, sin embargo, ninguna de las partes ha confirmado públicamente que se esté tratando el tema.

El episcopado por su parte si ha sido enfático y ha afirmado: “La Ley de amnistía es un clamor nacional e internacional y una contribución a la distensión social. Desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer y pisotear la voluntad de la mayoría del pueblo”. 

A pesar de esto el Vaticano insiste en buscar escenarios de encuentro y acercamiento con Caracas, el mismo Pietro Parolín comentó durante un viaje a Lituania que en los próximos días visitaría Venezuela, Mons. Paul Richard Gallagher, sustituto para la Relación con los Estados en la Santa Sede y que tendría la misión de un acercamiento formal con Maduro.

El motivo de la visita no es diplomático ni relacionado alguna misión específica para establecer algún acuerdo de negociación, sino con motivo de la Ordenación Episcopal del segundo nuncio apostólico nativo de Venezuela, se trata de Mons. Francisco Molina Escalante, que en el mes de marzo fue designado para la nunciatura en el Congo, la ceremonia será en el Estado Táchira.

Pero la Santa Sede intentará aprovechar la visita para proponer nuevamente un escenario de dialogo que facilite  resolver el escenario político, en el que el episcopado venezolano considera necesario el reconocimiento y autonomía de los poderes.

Frente a un referéndum revocatorio constitucional bloqueado desde el Ejecutivo y el Poder Electoral el máximo tribunal del país apuesta por inmovilizar el Congreso Nacional en manos de la oposición, a lo que los obispos han respondido que: “Los Poderes Públicos deben respetarse entre sí y articularse a favor de la nación. Lo contrario, el irrespeto y la permanente confrontación entre ellos, va en detrimento de la posibilidad real de solucionar los problemas que nos afectan a todos”, en el más reciente documento publicado.

Es quizás el momento más apremiante de la diplomacia de Bergoglio en su propio terreno, en un continente en el que la izquierda pierde influencia con el pasar del tiempo y las consecuencias humanitarias en Venezuela son alarmantes, por lo que la resolución del conflicto daría un nuevo panorama a la geopolítica de América latina.

PD:/ Posterior a la publicación de este post el P. Federico Lombardi confirmó el viaje de Mons. Gallagher para el 24 de mayo y hasta la fecha no está previsto un encuentro con el presidentes Maduro, aunque existe la posibilidad de un acecamiento. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s