Maduro llama, los obispos ¿no responden?

Imagen referencial – Obispo de Granada hablando por teléfono

Rixio G Portillo @Rixiogpr.- El mismo gobierno que a finales del año pasado exigió al Vaticano como condición para el diálogo fracasado en Venezuela, la no participación de los obispos, ahora exige que participen en su propuesta de constituyente.

En declaraciones recientes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro afirma que los obispos incumplen las ordenes del Papa Francisco al no responder su solicitud de participar en un diálogo sobre la constituyente que impulsa el ejecutivo del país, después de más de un mes de protestas en la que se suman más de mil heridos y más de cuarenta muertos. 

El episcopado como cuerpo colegial ha hecho lo suyo y durante diferentes comunicados se han pronunciados sobre el día a día del país, en su última declaración comentan la propuesta del presidente Maduro:

“La propuesta Presidencial de una Asamblea Constituyente sectorizada para la reforma de la Constitución es innecesaria y resulta peligrosa para la democracia venezolana, para el desarrollo humano integral y para la paz social, pues el objetivo fundamental de dicha Asamblea es “constitucionalizar” el “Estado Comunal”. Esto equivale a reeditar la reforma constitucional de 2007, planteada también por el Poder Ejecutivo, que fue rechazada por el pueblo en el Referendo Consultivo de ese mismo año., En definitiva, esta propuesta es querer imponer el “Plan de la Patria”, traducción operativa del “Socialismo del siglo XXI”, sistema totalitario, militarista, policial, violento y represor, que ha originado los males que hoy padece nuestro país

El gobierno a través de un interlocutor ha declarado que solicitará la mediación con el episcopado a través de la figura del nuncio apóstolico, monseñor Aldo Giordano.

Pero ¿qué dice el Vaticano? sorpresivamente el secretario de estado, el cardenal Pietro Parollín, ha declarado al inicio de la misa de canonización de los pastorcitos en Fátima, antes de cualquier comentario del Papa en la esperada rueda de prensa en el avión:

“Ahí se necesita mucha buena voluntad de parte de todos, comenzando por el Gobierno (de Nicolás Maduro), que debe dar señales que quiere solucionar y tomar en cuenta el clamor del pueblo y buscar soluciones. Yo creo que las soluciones son las elecciones”.

Ya semanas atrás se había comentado la carta que el cardenal Parolín le había enviado al gobierno de Maduro con las condiciones necesarias para una posible nueva mediación del Vaticano.

Pero para el gobierno parece ya no interesarle Roma, sino que quiere introducir a los obispos a la diatriba para sostenerse en el poder, y los obispos más allá de sus comunicados han respondido sobre lo que piensan de Venezuela y la “ruptura del hilo constitucional” de los últimos días, según palabras de la Fiscal General de la República.

Ya no solo es la presidencia de la conferencia episcopal en Venezuela la que se pronuncia sobre la realidad del país, el obispo de Margarita, monseñor Fernando Castro en su columna semanal publicada en la página de Facebook oficial de la diócesis publicó un texto titulado “Protesto” en la que se suma a la causa de la protesta en el país en defensa de “las libertades, de orden y respeto que incluya a todos, sin excepción. Una Venezuela con dignidad”.

En un tono más fuerte el obispo de Trujillo, el carmelita, monseñor Oswaldo Azuaje declaró en un medio en Nicaragua que Venezuela es gobernada por una “narcodictadura que saquea el país”, “una narcodictadura cívico-militar, o sea, la asociación de algunos civiles con los militares que se apoyan y se tapan y todo lo demás”. raíz principal de la violencia en las protestas.

En el oriente del país se suma a los comentarios  episcopales las declaraciones de monseñor Enrique Pérez Lavado, obispo de Maturín, a un medio español en los que describe la causa del dramático conflicto en el país: “la actitud cerrada del gobierno de Nicolás Maduro que se niega a solucionarlo. Quieren mantenernos en esta situación, sin medicamentos y sin alimentos”.

También el cardenal, arzobispo de Caracas ha hecho mención en los micrófonos de Radio Vaticana sobre las características del régimen de gobierno: En Venezuela hay un gobierno totalitario (…) no se puede hablar de un gobierno democrático porque el gobierno y el Tribunal Supremo de Justicia han bloqueado el trabajo del parlamento, la Asamblea Nacional, entonces, una nación sin parlamento, es decir, sin representación popular que controla el gobierno y que legisla, indica la presencia de un gobierno totalitario”. precisa Urosa.

Por su parte el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) reunidos en la tierra del mártir Oscar Romero han hecho mención del problema de Venezuela y han constituido una comisión presidida por el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, la comisión está formada por Mons. Diego Rafael Padrón, arzobispo de Cumana y presidente de la CEV; Mons. Elkin Fernando Álvarez, obispo auxiliar de Medellin, Colombia; Mons. Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción en Paraguay y por el laico Elvy Monzat, director del Departamento Justicia y Solidaridad del CELAM.

Por ahora solo se tiene previsto en los próximos días una declaración oficial sobre la situación en Venezuela, avalada por la asamblea del CELAM, en términos de solidaridad y preocupación por la situación humanitaria y de violencia, aunque sin establecer responsabilidades directas el gobierno.

Sin embargo, los obispos ya hablaron, ahora solo falta que Maduro los escuche.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s