En Venezuela: Roma locuta, causa finita est

Bandera de Venezuela – Fuente: Diario Panorama

Rixio G Portillo / @Rixiogpr.- Como reza el viejo adagio latino, la causa ya está cerrada, el diagnóstico que hacen los obispos sobre Venezuela en su reciente mensaje es la sentencia definitiva del colapso o fin del estado de derecho y la democracia en el país.

Los obispos reunidos en Asamblea Ordinaria del 7 al 12 de julio de 2017 iniciaron con la iniciativa en enviarle una comunicación a Nicolás Maduro con la que le solicitaban directamente “retirar la Asamblea Nacional Constituyente” sumado al reconocimiento de la Asamblea Nacional, electa mayoritariamente con el voto opositor en diciembre de 2015 y a la Fiscal General de la República que durante los últimos meses ha manifestado su inconformidad con las acciones del Poder Ejecutivo, cuestionando la legalidad del Poder Judicial resquebrajando el Poder Moral.

La carta que tiene fecha del 08 de julio de 2017 fue recibida dos días después según el sello de la sección de correspondencia de la Presidencia de la República, sin embargo no ha habido respuesta.

Maduro en el mes de mayo había pedido a los obispos que obedecieran al Papa y escucharan su propuesta de Constituyente, fue así como delegaron a Elias Jaua a visitar la sede del episcopado en Montalván en un encuentro bastante frío, en el que solo se escuchó el parecer del gobierno, los obispos, representados por la presidencia, solo escucharon y evitaron hacer algún juicio de valor al respecto.

Pero… Dicerunt episcopi… 

En el comunicado de los obispos de Venezuela se lee: “El constituyentista pretende imponer al país un régimen dictatorial. Además, al privilegiar, en su conformación, unas bases comiciales sectoriales sin asidero jurídico, se viola el derecho de todos a elegir y a ser elegidos y el principio constitucional (Art. 63 CRBV) de la representación proporcional de la población según su distribución territorial. Asimismo, la Asamblea Nacional Constituyente tendría un poder supraconstitucional con el propósito de eliminar los actuales órganos del Estado, principalmente la Asamblea Nacional, elegida legítimamente por el pueblo. Tampoco se establecen límites en el ejercicio de sus funciones y extensión en el tiempo. Todo deja entrever que lo que se busca es instaurar un Estado socialista, marxista y militar con la desaparición de la autonomía de los poderes, especialmente el legislativo”.

Y muestra de la cohesión y colegialidad en la decisión, el 12 de julio se hizo lectura del “Mensaje urgente a los católicos y a los hombres de buena voluntad en Venezuela”, por los obispos Mario Moronta de San Cristóbal, el salesiano Pablo Modesto González, obispo de Guasdualito y Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe.

Los obispos ante la difícil situación e inminente choque de fuerzas en el país han convocado una jornada de oración y ayuno para el viernes 21 de julio, para“pedir a Dios que bendiga los esfuerzos de los venezolanos por la libertad, la justicia y la paz.

El próximo paso lo dará precisamente el Vaticano, quien debe seguir moviendo la maquinaria diplomática para una resolución negociada sin el uso de la violencia. El Papa recibió al nuncio, Aldo Giordano, el 26 de junio quien está fuera de Venezuela por el período estivo y participará en el mes de julio en el bicentenario de su diócesis de origen, Cuneo, al norte de Italia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s