Francisco al espacio reitera el “todo sobre la parte”

Tapiz “El abrazo cósmico” de Camilian Demetrescu – Aula Pablo VI

Rixiogpr.- El Papa Francisco ha sostenido un diálogo con la tripulación de la Estación Espacial Internacional, a 400 km de altura en órbita al rededor de la Tierra, en el que ha mencionado uno de sus principios pastorales fundamentales, el todo sobre la parte.

En el breve coloquio el Papa ha preguntado sobre la existencia del hombre, la importancia del amor, citando el “branno” de Dante Alighieri al final de la Divina Comedia “el amor que mueve el sol y las estrellass”, en relación al tapiz ubicado en una de las paredes del Aula Paulo VI, obra del artista Camilian Demetrescu. 

No es la primera vez que un pontífice se dirige a un grupo de astronauta, en 1969 el innovador Pablo VI envió un saludo a viva voz a los astronautas del Apolo 11, con motivo de la exploración realizada para hacer que un ser humano caminara por la superficie de la luna.

Montini en su breve saludo hace una alabanza a Dios por la creación y por el ingenio humano, honor a Dios y “honor a a los hombres” dijo el Papa, por el valioso esfuerzo de investigación espacial.

Sin embargo el Papa Francisco ha sostenido un diálogo, no ha querido enviar un mensaje a los seis tripulantes, sino que ha realizado una serie de preguntas y reflexiones compartidas, en relación a la experiencia misma del viaje en una estación espacial.

En el diálogo han intervenido los astronautas: Paolo Nespoli, Aleksandr Misurkin, Mark Vande Hei, Sergei Ryazansky, Randy Bresnik y Joe Acaba, quienes se refirieron a la colaboración como ejemplo significativo en el trabajo cotidiano de la estación espacial, la importancia de la cooperación internacional entre naciones, más allá de las diferencias y la enriquecedora experiencia de la diversidad humana en el trabajo científico desde el espacio. 

Francisco al término del coloquio ha dicho que la delegación de astronautas es un “pequeño palacio de vidrio” en el que “la totalidad es más grande que la suma de las partes”, diciéndoles que los sentía cercano como hermanos y representantes de toda la familia humana, en el gran proyecto de investigación que es la estación espacial.

La historia también recuerda las misivas enviadas por el Papa Juan Pablo II en los años 2001 y 2003 respectivamente a misiones espaciales, sin embargo los avances tecnológicos han permitido que Francisco pueda establecer una comunicación en tiempo real con los representantes humanos en la órbita espacial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s