Siguen acusaciones contra el obispo Barros en Chile

Obispo Barros en toma de posesión de Osorno – Fuente: Reuters

Rixio G Portillo / @Rixiogpr .- La polémica en Chile tras el viaje del Papa Francisco no se detiene, posterior a la información emanada por la Santa Sede en la que el pontífice designara al arzobispo de Malta y ex promotor de justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Charles Scicluna, para escuchar a víctimas del sacerdote Fernando Karadima que afirman responsabilidad directa del obispo Juan Barros.

El Papa en el vuelo de regresó desestimó cualquier comentario y afirmó no tener evidencias concretas que permitan una decisión contra el prelado, inclusive afirmó no haber recibido denuncias directas.

Pero la Agencia AP publicó la fotografía de abril de 2015 en la que Marie Collins, víctima de abuso y ex miembro de la Comisión Pontificia para la Tutela y Protección de Menores, entregaba la denuncia de Juan Carlos Cruz al cardenal Sean O’Malley, arzobispo de Bostón y miembro de la mencionada comisión.

Sumado que medios chilenos publicaron el texto de la denuncia de Cruz enviada a la nunciatura apostólica y posteriormente vía cardenal O’Malley al Papa Francisco.

Cruz señala en la comunicación enviada al Vaticano: “quiero que esta sea una denuncia o testimonio formal” contra el obispo Juan Barros, recién nombrado en ese entonces para la Diócesis de Osorno.

La denuncia es por dos aspectos, el primero la violación del sigilo sacramental en octubre de 1987, según la carta publicada, Barros habría escrito una comunicación con los pecados confesados por Juan Cruz al padre Fernando Karadima.

Como testigos menciona los sacerdotes Juan de Castro, rector del seminario y Vicente Ahumada, que era el padre espiritual.

Para la época Juan Barros era seminarista no sacerdote, de tal manera que podría no estar atado al sigilo sacramental propiamente dicho, aunque de haber conocido el contenido de la confesión, el Canon 1378 § 2 lo menciona como delito en el plano sacerdotal “escuchar una confesión sacramental”.

De ser cierto ¿qué podría pasar? 

La Congregación para la Doctrina de la Fe tiene la competencia para abrir un proceso penal administrativo según el Canon 1720 y apartar de sus funciones al señalado de manera preventiva durante el proceso, en tal caso también la Congregación para los Obispos puede emitir una medida cautelar perentoria.

De igual manera designar a un sacerdote u obispo para desarrollar la investigación, escuchar los testimonios y compilar el informe final, en ése informe estaría el testimonio del denunciante, Juan Cruz, y los testigos directos, aunque en este caso el sacerdote Vicente Ahumada falleció en 2003 y el sacerdote Juan Castro falleció en junio de 2007, por lo que la investigación para conseguir la presunta carta deberá ser referida a los archivos en el Seminario. 

También tendría que tomar la declaración de Juan Barros para poder presentar una decisión final, que tendría que ser consultada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, la Congregación para los Obispos y por lo comprometido del caso el Santo Padre.

Sin embargo, el portal italiano la Bussola Quotidiana publica un comentario de Lorenzo Bertocchi en el que afirma que la Congregación para la Doctrina de la Fe “había conducido a Barros y a los otros obispos cercanos a Karadima una instrucción de exonerarlos de sus oficios”, es decir de sus funciones episcopales, lo que comprometería las afirmaciones del Papa Francisco en el vuelo de regreso de Chile al Vaticano.

La segunda parte de la denuncia de Cruz agrega que Barros encubrió a Karadima durante esos años, “somos decenas los que podemos atestiguar que no sólo estaba presente cuando nos abusaba Karadima, sino que además se besaba con el sacerdote y se tocaban”, afirma en la carta enviada al Papa.

El enviado papal, Charles Scicluna, llegará a Santiago el 20 de febrero y estará en la nunciatura hasta el día 23, Juan Cruz ha señalado que declarará vía Skype por no poder viajar a encontrarse con el prelado, que en esta fase de indagación para conocer si hay pruebas que ameritan un proceso es permitido.

Las noticias seguirán e independientemente del resultado de todo esfuerzo la polémica seguirá estando al orden del día.

PD: Posterior a la publicación de este post, se conoció que el encuentro entre el denunciante Juan Cruz y el arzobispo Scicluna se llevará a cabo en Nueva York, los Estados Unidos, el 17 de febrero y no vía Skype. 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s